Cuándo es dependiente una persona mayor: principales cuidados

Comparte esta noticia en

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Te ayudamos a tramitar las ayudas a la dependencia

¿Necesitas más información sobre cómo solicitar las ayudas a la dependencia de tu Comunidad Autónoma?

Cuándo es dependiente una persona mayor: principales cuidados

Puede decirse que una persona mayor es dependiente cuando presenta una pérdida más o menos importante de su autonomía funcional y necesita la ayuda de otras personas para desenvolverse en su vida diaria. Por lo general, las causas de la dependencia de una persona mayor son múltiples y varían de forma notable según los casos. Entre los factores que pueden determinar la dependencia de una persona mayor se pueden diferenciar los físicos, los psicológicos y los que proceden del contexto:
Factores físicos:
Fragilidad física, problemas de movilidad y enfermedades: el deterioro de algunos sistemas biológicos del organismo (respiratorio, cardiovascular, etc.) provoca una disminución de la fuerza física, de la movilidad, del equilibrio, resistencia… que suele ir asociada al deterioro o empeoramiento de la capacidad de la persona para realizar las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria. Este declive del organismo biológico se produce en todas las personas, aunque existen diferencias en la forma en la que se envejece y en la que se afronta el envejecimiento. Además, el padecimiento durante la vejez de enfermedades crónicas tales como la artritis, la artrosis, la osteoporosis y fracturas provocadas por caídas u otros accidentes contribuyen de forma notable a la discapacidad y a la dependencia física.
Limitaciones sensoriales: las limitaciones sensoriales (sobre todo problemas de visión y oído) influyen en gran medida en la discapacidad y dependencia de las personas mayores porque dificultan de manera notable su interacción con el medio físico y social.
Consumo de fármacos: la elevada frecuencia de enfermedades de diversos tipos entre las personas mayores trae consigo un alto consumo de fármacos que, a su vez, suele implicar importantes efectos secundarios e interacciones farmacológicas no deseadas. La confusión, el deterioro cognitivo adicional, los efectos sedantes, la toxicidad cardiaca o la hipotensión ortostática son síntomas que provienen con frecuencia del consumo de fármacos por las personas mayores y tienden a aumentar su dependencia.

Factores psicológicos:
Los trastornos cognitivos asociados al padecimiento de demencias como el Alzheimer o los que se desarrollan tras sufrir un accidente cerebrovascular son los problemas que afectan de forma más severa a la dependencia de las personas mayores porque limitan su actividad intelectual y su capacidad de recuerdo, de comunicación con los demás, de realización de acciones cotidianas, etc.
La depresión contribuye de manera significativa a la dependencia en la edad avanzada. Empuja al aislamiento social, provoca un aumento de quejas sobre uno mismo y su salud física y aumenta el declive cognitivo y funcional, factores todos ellos que potencian la dependencia.
Factores vinculados a la personalidad. Las experiencias y aprendizajes a lo largo de la vida hacen que con la vejez las personas puedan transformar sus demandas y su postura sobre la aceptación de ayuda exterior ante las distintas situaciones de la vida cotidiana. El sentido positivo o negativo de los cambios depende, por tanto, de estos factores.
Factores contextuales:
Se refieren tanto al ambiente físico donde vive la persona mayor como a las actitudes y comportamientos de las personas cercanas a los mayores dependientes.
El entorno físico en el que viven las familias. Un ambiente físico estimulante, con suficientes ayudas protésicas que conjuguen de manera adecuada la autonomía con la seguridad, contribuye a que las personas mayores tengan un funcionamiento óptimo en sus tareas cotidianas. En este sentido, la adaptación de la vivienda a las características de la persona mayor adquiere una gran relevancia.
El entorno social. Se refiere a las actitudes y conductas de las personas cercanas a la persona mayor que pueden favorecer bien su dependencia, bien su autonomía.
Conductas de los familiares que pueden agudizar la dependencia
Precisamente, con el fin de ayudar a la persona mayor en sus problemas de autonomía, los familiares acometen en ocasiones distintas tareas por ellos. En principio, esta situación es positiva, sin embargo no lo es tanto cuando esta sustitución se produce en actividades en las que aún pueden valerse por sí mismos, aunque sea de manera parcial. Por ejemplo, así ocurre cuando la persona mayor puede vestirse, aunque con lentitud y dificultad, y el cuidador lo hace por él o ella para evitarle complicaciones. De este modo no se le da la oportunidad de demostrar su independencia en esta tarea y si este hecho ocurre con frecuencia, es posible que acabe perdiendo esa habilidad por desuso. A continuación se describen otras situaciones similares que conviene cuidar por el bien de nuestros mayores:
Cuidado con las críticas. Cuando las personas mayores se consideran independientes para realizar alguna actividad y se valen de sus propios medios, los cuidadores a veces les amonestan o critican por haberse comportado así. Esto ocurre, por ejemplo, cuando el cuidador está realizando otra tarea y la persona mayor se levanta sin ayuda para cambiar de asiento. El cuidador vuelve, se da cuenta y le recrimina por no haberle llamado para que le ayude. En este caso ocurre lo mismo que en el anterior, en el que si bien los familiares «regañan» a los mayores con cariño y lo hacen por su bien, al mismo tiempo impiden que mantengan su grado de independencia.
– Reconocer el esfuerzo que realizan. Es habitual que cuando la persona mayor se desenvuelve con autonomía en tareas como vestirse, recoger su habitación… y no demanda ayuda de los demás, pase desapercibida; se ignora su comportamiento autónomo. No se reconoce su esfuerzo. Es frecuente que las conductas que no tienen consecuencias positivas, como ese reconocimiento o elogio de los demás, dejen de realizarse.
En resumen, cuando los cuidadores tienen la presunción de que sus familiares de edad avanzada no son capaces de realizar alguna actividad o de mejorar en algo, es posible que acaben prestando a su familiar más ayuda de la que en realidad necesitan. De esta forma, se priva a la persona mayor de practicar comportamientos o actividades para las que está capacitado. Esta limitación llevará a que esta capacidad se vaya perdiendo por falta de práctica. Este proceso provoca que las creencias iniciales de los cuidadores acerca de la incapacidad de los mayores para realizar alguna actividad acaben por ser una realidad. Por ello, es necesario que la familia o la persona cuidadora tenga siempre en cuenta que cuidar significa ayudar sólo lo necesario.

Consulta tu periódico Amavir

Visita nuestro Blog

Cuidar al Mayor

Encuentra tu residencia o centro de día más cercano

Te ayudamos a tramitar las ayudas a la dependencia

¿Necesitas más información sobre cómo solicitar las ayudas a la dependencia de tu Comunidad Autónoma?

Etiquetas del artículo:

Síguenos en las redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
YouTube
Instagram
TikTok

Actualidad Amavir

Quiero ver

amavir apoya la campaña ningún mayor sin regalos en navidad

Noticias Amavir

Amavir se suma un año más a la campaña “Ningún mayor sin regalos en Navidad”

Noticias Amavir

Amavir y el Hospital 12 de Octubre habilitan una plataforma tecnológica para compartir información sanitaria sobre residentes de forma ágil, rápida y segura

Noticias Amavir

La campaña “Es tiempo de unión” de Amavir, galardonada en los Premios Supercuidadores

Noticias Amavir

La directora general de Amavir participa en Toledo en la jornada “El futuro de los cuidados”

Noticias Amavir

Amavir se suma a los actos del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Noticias Amavir

Profesionales de Amavir Alcorcón participan en el VIII Congreso de Competencias Interdisciplinares en Salud de la URJC

Noticias Amavir

Abre sus puertas la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés, que recibe a sus primeros usuarios

Noticias Amavir

La alcaldesa de Getafe visita la residencia Amavir del municipio e inaugura su exposición sobre el edadismo

Noticias Amavir

Nuestra compañera Elena Rincón, de Amavir Mutilva, nueva vocal de la junta directiva del Colegio de Enfermería de Navarra

Noticias Amavir

Amavir colabora con la jornada “Cara a cara con el trabajo social sanitario” de la AETSYS

Noticias Amavir

Próxima apertura de la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés, el sexto centro de Amavir en Navarra

Noticias Amavir

Amavir Getafe recibe la Medalla de Oro de la ciudad por su entrega en la lucha contra la COVID-19

Noticias Amavir

Amavir colabora en las XII Jornadas sobre Alzheimer del Corredor del Henares

Noticias Amavir

Comienza la administración de la tercera dosis de la vacuna frente al covid en las residencias de Amavir

Noticias Amavir

El director general del Mayor de Madrid visita la residencia Amavir Nuestra Casa para conocer el programa "Tejiendo salud"

Noticias Amavir

Amavir, galardonada con el premio “Empresa social” por su campaña “Es tiempo de unión”

Noticias Amavir

Una residente de Amavir Arganzuela, protagonista en la cuarta edición de "Tu historia de verdad importa"

Noticias Amavir

Amavir celebra el Día Mundial del Medio Ambiente con diferentes actividades en sus residencias

Noticias Amavir

Amavir recibe el premio de Actualidad Económica a las "100 Mejores Ideas del año" por su campaña "Es tiempo de unión"

Noticias Amavir

La jefe médico de Amavir interviene en un webinar sobre nutrición en personas mayores

Noticias Amavir

Amavir estrena su canal de podcasts con una entrevista con motivo del Día Mundial de la Enfermería

Noticias Amavir

Las residencias van recuperando la normalidad organizando numerosas actividades para celebrar las diversas fiestas del mes de abril

Todo el cuidado al mayor en tu email

Suscríbete al newsletter de #cuidaralmayor y recibe todos los meses en tu mail los últimos artículos sobre el cuidado a las personas de la tercera edad