Un centro de día
para mayores
muy cerca de ti

Centros de Día
en Navarra

Amavir gestiona 5 centros de día en Navarra, con 100 plazas concertadas y privadas, un recurso intermedio a las residencias que permite a los mayores seguir viviendo en su casa y, a la vez, realizar actividades beneficiosas para su estado físico, cognitivo y emocional.

Tu Residencia Amavir

Tu Centro de Día Amavir

Amavir Argaray (Pamplona)
Centro de día
Pamplona
Atención especializada
Menús Adaptados
Psicología y trabajo social
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Zona Verde
Group 8
30 Amavir Argaray
Amavir Betelu (Betelu)
Centro de día
Betelu
Animación sociocultural
Atención especializada
Limpieza Diaria
Menús Adaptados
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Group 8
27 Amavir Betelu
residencia-de-mayores-amma-ibaneta-navarra
Centro de día
Erro
Atención especializada
Limpieza Diaria
Menús Adaptados
Psicología y trabajo social
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Zona Verde
Group 8
25 Amavir Ibañeta
Amavir Mutilva (Mutilva)
Centro de día
Mutilva
Animación sociocultural
Atención especializada
Psicología y trabajo social
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Zona Verde
Group 8
36 Amavir Mutilva
Amavir Oblatas (Pamplona)
Centro de día
Pamplona
Animación sociocultural
Atención especializada
Menús Adaptados
Psicología y trabajo social
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Group 8
34 Amavir Oblatas
Amavir Valle de Egüés (Sarriguren)
Centro de día
Sarriguren
Animación sociocultural
Atención especializada
Psicología y trabajo social
Terapias alternativas
Untitled-2-24
Zona Verde
Group 8
10 Amavir Valle de Egüés

Lo que solo Amavir
puede decir

Actualidad Residencias Amavir

Ayer, día 9 de noviembre, se produjo la apertura de la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés, ubicada en Sarriguren y con capacidad para 167 personas, tras haberse recibido la última autorización administrativa. Ayer mismo ingresaron en el centro los primeros cuatro usuarios y hay ya otros nueve ingresos previstos para los próximos días.

En el centro están ya trabajando su directora, Olaia Arbizu, además de la trabajadora social, psicológica, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, médico, cinco enfermeras, cinco auxiliares, mantenimiento, cuatro recepcionistas, equipo de cocina y limpieza. Conforme vaya aumentando el número de residentes se irá incrementando la plantilla, hasta llegar a más de 100 trabajadores.

Tanto para profesionales como para usuarios están siendo días muy especiales. Como cuenta la directora, “hemos trabajado mucho estas últimas semanas para tener todo listo para este día de la apertura y ya teníamos muchas ganas de empezar a recibir a nuestros primeros usuarios, estamos muy emocionados”. Por su parte, los residentes valoran de su nuevo hogar sus cuidadas instalaciones, su luminosidad y ambiente hogareño, las zonas verdes y la atención del equipo. Una de ellas, Merche, de 97 años, estaba hoy pendiente de la mudanza de sus cosas, especialmente de su máquina de coser, ya que ha sido costurera y es una de sus grandes aficiones, que quiere continuar en el centro. Las familias han participado también activamente estos días en el proceso de adaptación de sus mayores a la residencia.

Amavir Valle de Egüés es la sexta residencia de Amavir en Navarra, junto a las de Mutilva, Argaray, Oblatas, Ibañeta y Betelu, sumando un total de 783 plazas, lo que la consolida como líder en atención a la tercera edad y dependencia en la región. En el conjunto del Estado, Amavir gestiona 43 centros y un total de 8.000 plazas entre residenciales y de centro de día.

La nueva residencia tiene una superficie construida de 8.717 metros cuadrados, repartidos en planta sótano, baja, primera y segunda. En el sótano, con acceso a un amplio patio ajardinado, se encuentran las estancias dedicadas a las actividades y atención a residentes (gimnasio, despachos médico y de enfermería, terapia ocupacional, psicología, biblioteca, peluquería…), además de la zona de limpieza, cocina, instalaciones, almacenes y vestuarios y zona de descanso del personal. Por su parte, en la planta baja se ubican la cafetería y todo el área administrativa.

Las habitaciones (152 en total, 137 de ellas individuales y 15 dobles) se reparten en ocho unidades de convivencia independientes, en cada una de las cuales residirán entre 19 y 22 personas, con su propia sala de estar y comedor. Con esta estructura se busca que en cada módulo vivan personas con unas condiciones de salud o características similares, lo que facilita una mejor adaptación y atención por parte de los profesionales y un seguimiento más personalizado. Uno de esos módulos está especializado en personas con Alzheimer y otro tipo de demencias severas. Todas las habitaciones cuentan con su propia dotación de mobiliario adaptado y baño geriátrico, pero podrán ser decoradas a gusto de los residentes con sus enseres personales si así lo desean.

La residencia ofrece estancias permanentes y también estancias temporales (respiro para familiares, convalecencia, rehabilitación…). Desde el punto de vista arquitectónico, se han extremado las medidas de diseño y materiales para conseguir los niveles más altos de aislamiento acústico y la máxima eficiencia energética, obteniendo la Calificación A en la Escala de Calificación Energética.

Nuestra compañera Elena Rincón Ayensa, coordinadora de Enfermería de la residencia de personas mayores Amavir Mutilva, ha sido elegida vocal de la nueva junta directiva del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra, la corporación profesional más numerosa de esta región, integrada por 5.852 enfermeras y enfermeros en activo (el 95% son mujeres) y un total de 1.583 jubilados y jubiladas.

Elena, diplomada en Enfemería por la Universidad de Navarra y que se incorporó como enfermera a Amavir en el año 2002, formaba parte de la candidatura liderada por Isabel Iturrioz Núñez, supervisora del Servicio de Urgencias de la Clínica Universidad de Navarra.

Una de las principales novedades de la junta de gobierno del Colegio es que ha querido ser lo más representativa posible de la profesión en Navarra. Así, el nuevo equipo incluye a enfermeras que trabajan en atención hospitalaria, primaria, docencia, enfermería escolar y también, y por primera vez, en el sector sociosanitario, como son las residencias de mayores, lo que supone un importante paso para aumentar la visibilidad de esta profesión en nuestro sector.

El proyecto del nuevo equipo directivo del Colegio pasa por “consolidar líneas ya impulsadas en el mandato de la anterior junta, como son la investigación e innovación, y la cooperación”, afirma Isabel Iturrioz. De hecho, consideran prioritario fortalecer “el talento investigador de las enfermeras navarras a través del asesoramiento directo, la formación, los programas de becas, las jornadas de investigación y el impulso de la innovación, y cuantas otras iniciativas sean importantes para las colegiadas”.

El grupo Amavir, uno de los principales operadores a nivel nacional en la atención a personas mayores y dependientes, tiene ya todo listo para la apertura en los próximos días de su nueva residencia de mayores Amavir Valle de Egüés, ubicada en Sarriguren, que cuenta con una capacidad de 167 plazas. Con este centro, la compañía refuerza su compromiso con Navarra, comunidad en la que ya gestiona otras cinco residencias (Mutilva, Argaray, Oblatas, Ibañeta y Betelu), sumando un total de 783 plazas, lo que la consolida como líder en atención a la tercera edad y dependencia en la región.

La nueva residencia tiene una superficie construida de 8.717 metros cuadrados, repartidos en planta sótano, baja, primera y segunda. En el sótano, con acceso a un amplio patio ajardinado, se encuentran las estancias dedicadas a las actividades y atención a residentes (gimnasio, despachos médico y de enfermería, terapia ocupacional, psicología, biblioteca, peluquería…), además de la zona de limpieza, cocina, instalaciones, almacenes y vestuarios y zona de descanso del personal. Por su parte, en la planta baja se ubican la cafetería y todo el área administrativa.

Las habitaciones (152 en total, 137 de ellas individuales y 15 dobles) se reparten en ocho unidades de convivencia independientes, en cada una de las cuales residirán entre 19 y 22 personas, con su propia sala de estar y comedor. Con esta estructura se busca que en cada módulo vivan personas con unas condiciones de salud o características similares, lo que facilita una mejor adaptación y atención por parte de los profesionales y un seguimiento más personalizado. Uno de esos módulos está especializado en personas con Alzheimer y otro tipo de demencias severas. Todas las habitaciones cuentan con su propia dotación de mobiliario adaptado y baño geriátrico, pero podrán ser decoradas a gusto de los residentes con sus enseres personales si así lo desean.

La residencia ofrecerá estancias permanentes y también estancias temporales (respiro para familiares, convalecencia, rehabilitación…).

Fomento del empleo local y compromiso social

La plantilla de la residencia, que estos días empieza a incorporarse, estará formada por unos 100 profesionales de muy distintos ámbitos para ofrecer una atención integral a los usuarios: medicina, enfermería, trabajo social, terapia ocupacional, psicología, fisioterapia, animación sociocultural, personal gerocultor, limpieza, lavandería, cocina, mantenimiento, recepción…

El centro está dirigido por Olaia Arbizu, diplomada en Trabajo Social por la Universidad Pública de Navarra y Postgrado en Mediación Familiar por la Universidad de Deusto, que ha sido directora de las residencias de Amavir en Betelu y Argaray entre 2013 y 2021.

Amavir está colaborando con el Ayuntamiento del Valle de Egüés y con el Gobierno de Navarra para fomentar el empleo local y el de personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social.

Un edificio sostenible

Desde el punto de vista arquitectónico, una de las prioridades ha sido la integración del edificio en la estructura urbana existente. Destaca la gran luminosidad de todas sus dependencias, tanto habitaciones como zonas comunes. De la misma forma, y en sintonía con las políticas de responsabilidad social de la compañía, se han extremado las medidas de diseño y materiales para conseguir los niveles más altos de aislamiento acústico y la máxima eficiencia energética, obteniendo la Calificación A en la Escala de Calificación Energética.

Además de una cuidada decoración para procurar un ambiente hogareño a las personas usuarias, la residencia cuenta también con más de 1.000 metros cuadrados de jardín y otros 1.400 metros cuadrados de terrazas. Hay también una amplia zona porticada que permitirá así disfrutar del exterior aun con climatología adversa. La fachada está proyectada en ladrillo caravista color blanco con carpintería de aluminio lacado en color negro. Las zonas correspondientes a las áreas de estar y comedor de cada módulo de convivencia tienen ventanales verticales acristalados que proporcionan gran luminosidad y vistas a los residentes.

En este proyecto de voluntariado de Atresmedia, en colaboración con la asociación «Adopta un Abuelo» y la ONG «Grandes Amigos», los residentes podrán intercambiar las diferentes sensaciones que provoca un mismo libro en cada uno de ellos

Dos residencias de Amavir (Coslada, en Madrid, y Oblatas, en Navarra) han sido las encargadas de inaugurar los Clubs de Lectura puestos en marcha por voluntarios de Atresmedia, con la colaboración de la asociación Adopta un Abuelo y la ONG Grandes Amigos, coincidiendo con el Día del Libro.

Los talleres de lectura se realizan en grupos reducidos. El primer libro que han leido los residentes de Amavir Coslada y de Oblatas ha sido “El tiempo entre costuras” de María Dueñas. Cada uno ha recibido un ejemplar de la novela y a través de una videollamada, han conectado con los voluntarios, quienes se han encargado de coordinar y dinamizar la sesión, haciendo reflexionar a las mayores sobre su relación con la lectura. Cada mes, los residentes leerán los capítulos correspondientes y se reunirán para comentar los avances en la historia. Sin duda una experiencia diferente que los residentes van a disfrutar enormemente.

Cultura para fomentar la socialización entre las personas mayores

Las personas mayores han sido uno de los colectivos más afectados por la soledad a causa de la pandemia. Durante el último año han visto cómo sus visitas y actividades se han visto reducidas. Uno de los objetivos en los centros de Amavir es lograr que los residentes sean socialmente activos y estén en contacto con otras personas y con sus entornos. En este sentido, los Clubs de Lectura combaten su soledad y promueven la interacción social desde la cultura. Además, generan una relación intergeneracional con los voluntarios, haciendo posible que unos y otros se enriquezcan con las enseñanzas compartidas.

La lectura hace que las personas sean más cultas, desarrollen su lenguaje y ortografía y potencien la capacidad de observación, de atención y de concentración, así como la capacidad de exponer las ideas propias; en definitiva, es una puerta al conocimiento. A través de estos pequeños Clubs de Lectura organizados, los mayores podrán intercambiar las diferentes sensaciones y experiencias que provoca el mismo libro en cada uno de ellos. Por el momento, en esta primera jornada llevada a cabo en el Día del Libro han participado más de 50 mayores que se encuentran en residencias de distintas ciudades de España.

Amavir y Adopta un Abuelo

La colaboración entre Amavir y la Asociación Adopta un Abuelo nació con el objetivo de favorecer el encuentro intergeneracional en las residencias. De esta forma nació una sinergia muy bonita: mientras los voluntarios de esta ONG realizan labores de acompañamiento a los mayores, los voluntarios aprenden valores y experiencias durante las visitas.

David Bayona, animador sociocultural de Amavir Argaray, fue el encargado de hablar en este acto, organizado por la Asociación Navarra de Entidades Asistenciales (ANEA), en nombre de todos los profesionales de residencias de mayores de la comunidad

Amavir ha estado presente en el homenaje a las víctimas de la COVID-19 organizado por la Asociación Navarra de Entidades Asistenciales (ANEA), la Asociación de Amigos de la Colegiata de Roncesvalles y el Consejo Navarro del Movimiento Europeo, con el que se quiso brindar un reconocimiento a las personas fallecidas en las residencias de mayores durante la pandemia y a los profesionales de estos centros asistenciales.

Este acto, celebrado el pasado sábado, 3 de octubre, en la Real Colegiata de Roncesvalles, reconoció la labor que han desarrollado las residencias de mayores durante la pandemia, que ha tenido un fuerte impacto en la Comunidad Foral, donde se ha producido el contagio de más de 1.200 residentes y de más de 700 trabajadores y trabajadoras.

Al acto asistió, en representación de Amavir, el director de la residencia Amavir Ibañeta, Gorka Álvarez. Además, el encargado de hablar en representación del colectivo de los trabajadores de residencias fue David Bayona, animador sociocultural de Amavir Argaray, quien a través de sus palabras agradeció a los organizadores la oportunidad que le brindaron de “hablar en nombre de todos los profesionales de los servicios de atención a las personas mayores”. David señaló que no hay que olvidar que “esta enfermedad sigue entre nosotros, así que lo primero que quiero hacer es un llamamiento a la sociedad para que sigan las recomendaciones sanitarias. Por ustedes, pero también y, sobre todo, por las personas mayores”.

En su discurso quiso subrayar que nadie estaba preparado para esta pandemia y que los profesionales de las residencias tuvieron que afrontarla como pudieron. «Trabajamos horas y horas sin descanso, sin fines de semana, sin festivos, alejados de nuestras familias, con medios muy limitados, sin conocimiento científico suficiente sobre la enfermedad, con decisiones que cambiaban cada poco tiempo, con un sistema sanitario colapsado… Fue un horrible sueño del que queríamos despertar a toda costa. Hemos llorado mucho y nos hemos sentido a veces muy solos y desprotegidos».

En sus palabras ha querido también defender la reputación de todos los que trabajan en este sector. “Por favor, no nos culpen a los trabajadores o a las residencias de lo ocurrido. No pongan en duda nuestra profesionalidad y nuestra dedicación. Quiero agradecer a los mayores y a sus familias, que han sido para nosotros un soporte fundamental, por darnos su paciencia y su confianza. Y también quiero agradecer a mis compañeros, que sé que estamos agotados por lo vivido y temerosos ante lo que podemos volver a vivir; pero sé con toda certeza que, como siempre, seguiremos al pie del cañón”.

David Bayona terminó sus palabras apelando a que las residencias de mayores no son hospitales y que su función no es curar sino cuidar, procurando que los mayores convivan, se relacionen, que compartan actividades. «En nuestro caso -afirmó- trabajamos precisamente para romper las distancias sociales, esas que ahora, paradójicamente, son tan necesarias«. Por eso quiso cerrar su discurso de esta forma: «Queremos que esto acabe cuanto antes. Queremos recuperar los abrazos, las tertulias, las partidas de cartas o parchís, las sesiones de bingo y las excursiones, las bulliciosas visitas de los nietos y nietas en nuestros centros. Queremos que las residencias vuelvan a ser esos lugares de vida que siempre hemos querido que sean, en definitiva un hogar para nuestros mayores«.

El evento también contó con la participación de Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Juan Ramón Corpas, presidente de la Asociación de Amigos de la Colegiata de Roncesvalles y del Consejo Navarro del Movimiento Europeo; y Rafael Sánchez-Ostiz, presidente de ANEA.

Las mejores residencias y centros de día cerca de ti

Más sobre Amavir

Descarga el Folleto Corporativo Amavir

Portal del usuario

Sigue en contacto con el centro:

¿Quieres trabajar en una residencia Amavir?

Amavir-Trabajo-1024x1024

¿Quieres saber más sobre nuestras residencias?

Líder en su sector

Amavir es una de las compañías líderes en España en la atención a personas mayores y dependientes.

Actualmente estamos presentes en 7 Comunidades Autónomas, con una plantilla de 4.500 profesionales, gestionando un total de 42 residencias y unas 8.000 plazas(entre residenciales y de centro de día).

En Amavir queremos que te sientas como en casa con las atenciones que necesitas en cada momento. A lo largo de los últimos 20 años, más de 35.000 familias han confiado en nosotros, lo que nos ha llevado a ser una de las compañías líderes a nivel nacional en el cuidado de personas mayores y dependientes.