Centros confortables y cálidos

Nuestro objetivo es que el mayor se encuentre como en su propio hogar pero con las mejores atenciones

Centros confortables

Las residencias Amavir están creadas para convertirse en el nuevo hogar de nuestros mayores y por eso ponemos especial cuidado en dotarlas de un ambiente cálido, acogedor y familiar.

Los centros se estructuran en unidades de convivencia, donde residen personas con un estado de salud similar. En la práctica, estas unidades funcionan como pequeñas residencias, en las que poder realizar un seguimiento individualizado por parte del equipo. Todas ellas tienen su propio comedor y sala de estar, lo que favorece también la sensación de hogar, y apostamos preferentemente por las habitaciones individuales, que pueden decorarse al gusto de los usuarios. Contamos también con unidades específicas para personas con enfermedad de Alzheimer, trastornos de conducta y otras demencias severas.

Las residencias están dotadas con amplias zonas verdes y las más modernas infraestructuras y equipamientos, todo ello sin barreras arquitectónicas, y están localizadas en lugares fácilmente accesibles por transporte público.